Jabón de la Abuela
Con esta receta lograrás en tan solo un par de pasos, transformar los aceites usados de la cocina en un jabón de la abuela que podrás utilizar en la limpieza del hogar de una forma mucho más sostenible, libre de tóxicos y sin riegos para tus tuberías o para el medio ambiente.
18378
post-template-default,single,single-post,postid-18378,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Jabón de la Abuela

Jabón de la abuela de aceite reciclado de la cocina en su molde de madera para jabones
Jabón de la abuela de aceite reciclado

El lugar más contaminante de nuestro hogar frecuentemente es la cocina.

Solo basta con echar un vistazo a la cantidad de residuos que salen de ella, los productos de limpieza que utilizamos y por supuesto, el aceite, el cual es uno de los productos más contaminantes de nuestra cocina y que frecuentemente vertemos sin remordimientos por los desagües del fregadero.

Y es que a veces pensamos que el desagüe de nuestros hogares es como una especie de agujero mágico por el cual desaparecen todos los residuos que vertemos en él y pocas veces nos paramos a pensar a donde van a parar todos esos residuos que han «desaparecido» como por arte de magia de nuestra cocina.

Los aceites que vertemos por el desagüe, van a parar a los lagos, ríos y mares.

Pero no sin antes estropear todas las tuberías a su paso, quedándose adheridos a las paredes de las mismas, obstruyéndolas, sirviendo de alimento para plagas como cucarachas y produciendo el molesto olor que muchas veces retorna por las tuberías hasta nuestros hogares.

Sin embargo, la mayor destrucción es la que genera en el medio ambiente.

Tan solo 1 litro de aceite usado puede llegar a contaminar hasta 1.000 litros de agua potable.

Estos aceites contaminan los lagos, ríos y mares. Formando una película grasa que flota sobre la superficie que evita que el agua pueda oxigenarse correctamente y, se adhiere a la piel y branquias de los peces, lo que acaba matándolos y destruyendo estos ecosistemas.

Vale, ya sabemos que verter los aceites por el desagüe no es una buena opción. Entonces ¿qué hacemos con ellos?

Muchas personas conscientes del daño que hacen los aceites en el agua, prefieren colocarlos en botellas y llevarlos al contenedor, sin embargo, la mayoría de estos aceites no son separados ni reciclados correctamente y finalmente acaban igualmente en el mar.

Otros, prefieren verterlo sobre la tierra e incluso piensan que puede servir como abono, sin embargo, lo que ocurre es todo lo contrario. Las tierras sobre las cuales se vierten estos aceites, eventualmente se convertirán en tierras infértiles, por lo que estamos dañando estos sustratos y contaminando igualmente.

¿Cuál es entonces la mejor opción?

La mejor forma de deshacernos de los aceites usados, es llevarlos a los puntos verdes o centros de acopio de la ciudad, ellos reciben estos aceites y los utilizan en la elaboración de detergentes, biodiésel, para generar energía, etc.

Sin embargo, si eres de los que les gusta ponerse manos a la obra y dar una segunda vida a todos los residuos que producimos en casa, quizá prefieras como yo, preparar tus propios jabones de limpieza del hogar con el aceite usado y de esta forma, darle una segunda vida a este residuo maloliente y convertirlo en un producto de limpieza maravilloso, ecológico y efectivo.

Es por eso que hoy te traigo esta receta,

Con ella lograrás en tan solo un par de pasos, transformar esos aceites en jabón de la abuela que podrás utilizar en la limpieza del hogar de una forma mucho más sostenible, libre de tóxicos y sin riegos para tus tuberías o para el medio ambiente.

Así que ya sabes, a partir de ahora nada de verter aceites por los desagües, ¡después de probar esta receta, querrás guardar hasta la última gota!

Pero antes de dejarte con la receta,

quiero recordarte que dispones de la sección de «comentarios» abajo de este post, donde podrás consultar conmigo cualquier duda que te pueda surgir sobre los ingredientes o la elaboración de ésta receta, así como contarme tu experiencia si te animas a hacerla (que espero que sí). También te quiero invitar a que le hagas una foto a tu jabón de la abuela y lo subas a las redes etiquetando mi usuario (@TheSoapyMind) o utilizando mi hashtag (#TheSoapyMind) para que pueda ver tus creaciones y compartirlas con el resto de ustedes.

¡Un beso y hasta la próxima!

Verónica

Jabón de la abuela de aceite reciclado en pastillas
Jabón de la abuela ya cortado en proceso de curado

Receta de jabón de la abuela saponificado en frío


Descripción:

Jabón de la abuela natural elaborado mediante el método de saponificación enfrío con aceite reciclado para la limpieza del hogar.

Cantidad:

Ingredientes:

  • 1 kilo de aceite usado
  • 380 grs de agua destilada
  • 150 grs de sosa caustica

Elaboración:

  1. Limpiar y desinfectar todo el instrumental con el que vamos a trabajar. Para ésto lo lavaremos bien con agua y jabón, lo extenderemos sobre un paño limpio y procederemos a rociarlo con alcohol de 96º, posteriormente lo dejaremos evaporar. Una vez limpio y seco el instrumental, lavaremos y secaremos bien nuestras manos para iniciar con la preparación.
  2. Deberemos filtrar previamente el aceite usado de cocina para retirar cualquier resto de alimento que pueda contener. Para esto, te recomiendo utilizar un colador de tela o uno de red muy fina para que no quede ningún resto.
  3. Una vez limpio nuestro aceite, lo colocamos en una olla y lo llevaremos a calentar a fuego bajo y controlando siempre la temperatura con un termómetro de cocina. Lo calentaremos hasta llegar a 64º C.
  4. Simultáneamente y con las medidas de protección personal colocadas (guantes, gafas de protección, mascarilla, bata) procederemos a preparar la lejía. Para esto agregaremos el agua destilada en un recipiente de cristal resistente al calor y procederemos a agregar la sosa al agua (nunca al revés) y mezclaremos hasta que se haya disuelto por completo la sosa.
  5. Una vez se haya disuelto la sosa, la mezcla comenzará a ganar temperatura rápidamente. Introduciremos un termómetro de cocina y esperaremos hasta que la temperatura descienda a 64º C.
  6. Cuando el aceite y la lejía se encuentren a la misma temperatura de 64º C, procederemos a verter la lejía sobre los aceites y batiremos hasta llegar al punto de traza. Sabrás que has alcanzado la traza cuando al dejar caer un poco de la mezcla sobre la superficie, esta deje un rastro visible.
  7. Una vez alcanzada la traza vaciamos la mezcla en un molde y dejamos reposar durante 72 horas.
  8. Transcurrido este tiempo, desmoldamos y cortamos en pastillas del tamaño deseado.
  9. Colocaremos las pastillas en un lugar fresco y ventilado durante 40 días para que cumpla su proceso de curado antes de poder utilizarlo.

Notas:

  1. Para elaborar este jabón, puedes utilizar cualquier aceite vegetal o mezcla de ellos. También puedes utilizar grasas animales como manteca.
  2. No debes utilizar este jabón antes de su periodo de curado de 40 días y, antes de utilizarlo, es conveniente medir el pH y asegurarnos de que se encuentra entre 7 y 9. Si el pH fuera más elevado, no deberíamos utilizarlo para lavar a mano, solo a máquina.
  3. Este jabón es un gran aliado para la limpieza del hogar, con el puedes elaborar lavavajillas, detergente de lavadora, fregasuelos, limpiador de superficies, etc.
  4. Nunca elabores jabones sin las medidas de protección adecuadas (guantes, mascarilla, gafas de protección, vestimenta adecuada).
  5. Este jabón, no debe ser utilizado como jabón cosmético. Ya que los aceites empleados en su elaboración no contienen propiedades beneficiosas para la piel debido a que han sido frecuentemente sometidos a altas temperaturas y la formulación en sí del jabón, está pensada para la limpieza del hogar.

¡Recuerda que ahora puedes encontrarme también por Patreon, donde estaré compartiendo recetas avanzadas y exclusivas de cosmética natural e incluso podrás acceder a clases personalizadas!

8 Comments
  • Sirly
    Posted at 05:08h, 19 abril Responder

    Hola veronica. Tengo una consulta.
    En esta receta dices 1 kilo, pero quiero saber en.litros cuanto seria.

    • thesoapymind
      Posted at 12:46h, 21 abril Responder

      Hola Sirly! Cuando elaboramos jabones nunca trabajamos con volumen, siempre debemos hacerlo con peso para estar seguros de que lo hacemos de forma correcta y que los jabones obtenidos serán totalmente seguros, es por eso que les doy el peso del aceite y no su volumen. Un abrazo!

  • Sofia
    Posted at 20:00h, 27 abril Responder

    Hola vero!

    Esta receta es para un kilo de jabón?
    Puedo utilizar la misma cantidad de sosa y agua si utilizo aceite de soja?

    Me encanta tu contenido, saludos de México 🙂

    • thesoapymind
      Posted at 20:02h, 27 abril Responder

      Hola Sofía! Con esta receta sale un poco más de un kilo, contando el agua inicial y que luego secará. Puedes utilizar cualquier aceite de tu elección, pero es importante que tengas en cuenta que se trata de un jabón de limpieza y no de un jabón cosmético.

  • Melisa
    Posted at 05:12h, 11 mayo Responder

    Hola que tal, tu dices un kilo de aceite no un litro… entonces el aceite lo tengo que pesar ?
    Y la otra pregunta luego de los 40 días como se mide el ph ?
    Muchas gracias

    • thesoapymind
      Posted at 14:42h, 13 mayo Responder

      Hola! Sí, siempre que se elaboran jabones se trabaja con peso y no con volumen. Para medir el pH frotas la pastilla de jabón con un poco de agua y pegas una tira reactiva de pH.

  • Maggie
    Posted at 21:18h, 01 julio Responder

    hola, podriamos usar un aceite aromático? en el caso de poder hacerlo cuantas gotas o porcentaje podriamos usar?

    • thesoapymind
      Posted at 22:05h, 10 julio Responder

      ¡Hola Maggie! Sí se podría, la concentración sería máximo del 1% del peso total de los aceites.

Post A Comment